/ malversación de fondos

Los lujos de García a costa de los Informáticos, IBM y el Congreso

Velocidad, campera de cuero y moto deportiva japonesa, vacaciones en Miami, ahorros en dólares, casa propia, auto de alta gama, la buena vida... no es el diario de un rockstar, es la agenda de Christian García, el adjunto de Dorín.

El representante de los informáticos responsable de llevar adelante toda negociación con los directivos de las empresas, negociaciones bajo terminos secretos[1] y rehusándose siempre a todo dialogo o explicación fehaciente de lo acordado, pasa una vida tranquila y sin preocupaciones al igual que sus contrapartes empresarias.

García en septiembre del año pasado viviendo sus vacaciones soñadas en Miami

Como uno de los cuatro beneficiados que perciben sueldo por sus tareas sindicales[2] - salarios creados en base al aporte de afiliados y destinados para quienes realizan tareas gremiales y no cuentan con otros haberes - García tiene un ingreso por su desempeño en la organización, no obstante de continuar recibiendo su salario de IBM a pesar de no presentarse a trabajar ni prestar tarea alguna para la empresa.

García cuenta con ingresos mensuales equivalentes a 8 sueldos mínimo vital y móvil de la actualidad.

Sin embargo, la suerte de García no termina aquí. En lo que sería la envidia del mejor suplemento vitamínico, el licenciado también trabaja en la Biblioteca del Congreso de la Nación de donde recibe un importante salario. A los $9723[2:1] que cobra de los informáticos, se suman los $15965 de IBM (2016)[3] por hacer absolutamente nada y además unos $37.826 (2015)[4] de fondos públicos por su posición en el Congreso.

22 horas diarias sería la carga horaria que debería afrontar el licenciado de cumplir con todos sus trabajos.

Resulta cuestionable, como una persona puede cumplir con todas sus obligaciones trabajando tantas horas al día, y a su vez teniendo un nivel de ingreso que supera al de cualquier informático promedio por lejos, continuar recibiendo ingresos por parte de los afiliados cuando ese salario podría tener otro destino. El costo de este salario para el gremio alcanza los 156.000 pesos anuales.

La pasión del secretarío adjunto por los autos suele ser un tema común de conversación en la mesa de negociaciones con los empresarios

  1. El secretario adjunto habría avalado despidos por una donación de sillas - Informáticos Unidos ↩︎

  2. Asamblea VIP y un dudoso balance, se suman a más irregularidades - Informáticos Unidos ↩︎ ↩︎

  3. Recibo de sueldo Mayo 2016 - IBM
    ↩︎

  4. Declaración jurada 2015 - AFIP
    ↩︎